La isla de los amores infinitos como un pozo de añoranzas

Portada de la edición de Grijalbo

Evocadora, magnética, con atmósferas góticas por momentos, e incluso con tintes de Thriller paranormal, y más puede ser La isla de los amores infinitos de Daína Chaviano. Clasificada por algunos como una novela dentro del realismo mágico, la verdad es que bebe de lo mejor de la literatura cubana y universal. Es parte de una saga llamada La Habana oculta, antecedida por El hombre, la hembra y el hambre (1998,) Casa de juegos (1999) y Gata encerrada (2001). Fue una de mis lecturas de octubre para la iniciativa #LeoAutorasOct.

Con una narración muy fluida, la novela ambientada entre Miami yCuba, une el pasado con el presente de una manera fascinante y fantástica. «Elamor» la atraviesa como si de un río subterráneo se tratara y solo al finalpodremos ver dónde es qué ve la luz en la superficie. Cecilia es una periodistacubana exiliada en busca de una noticia para su columna de corte paranormalsobre una casa fantasma que aparece solo en fechas de significado especial paraCuba o los cubanos. Ella comienza investigar cada suceso, a la vez conocerá alas personas que de alguna manera u otra tiene relación con el extrañofenómeno. A penas sin darse cuenta se va ver más involucrada de lo imagina.

Novela de muchísimos personajes, sigue la línea de las historias que cuentan la saga de una familia o varias, en este caso relacionadas con el hecho de la emigración de las tres culturas fundamentales que arraigaron en Cuba –la española, la africana y la china– responsables en la formación de la nacionalidad. Son tantos los personajes que confluyen en la trama que la autora tiene la perspicacia de dejarnos antes de comenzar un árbol genealógico de las familias involucradas por si alguien se pierde –por suerte no me pasó–, pero puede suceder.

Aunque aún estoy digiriendo cada palabra de esta novela, es indudablela capacidad de su autora de imbricar tantas tramas, tantos personajes –deficción como reales— como una maraña que en ocasiones no imaginé como se iba adesenredar, simplemente una genialidad. Estos últimos se muestran tan vivos yreales envueltos en un halo onírico, a la vez que surgen y se mezclan encircunstancias y conflictos fabulados deliciosamente. Es así como podremos disfrutar de una Rita Montaner –icónica cantante cubana– impetuosa,determinada, mística, Ernesto Lecuona, uno de los compositores más excelsos dela historiografía musical cubana o Fredesvinda García Valdés más conocida por Freedy, todos recreados y reconstruidos con una verosimilitud exquisita.   

No solo están los claros homenajes a la cultura china –donde la escritora hace especial énfasis–, sino también el que le hace a la música cubana, cuando titula cada capítulo con un nombre de bolero, detalle que acompañará al lector a través de toda la lectura. Emigración, Inmigración, el exilio, son algunas de las temáticas evidentes en esta obra matizadas de añoranzas, soledades, melancolías, que se experimenta ante la pérdida de ese elemento sustancial que nos define.   



“Casi sentía el rumor de los árboles y de la brisa que subía desde el malecón, remontándose por la Avenida Paseo hasta la plaza, y la calidez de esa luz que reavivaba los colores del agreste paisaje urbano. Por primera vez vio su ciudad con otros ojos. Le pareció que su isla era un vergel rústico y salvaje, de una belleza queresplandecía pese al polvo de sus edificios y al cansancio que se adivinaba enlos rostros famélicos de sus habitantes”. (…) “Miami podía ser una ciudad incomprensible hasta para quienes la habitaban, porque mostraba la imagen racional y potente del mundo anglosajón mientras su espíritu bullía con la huracanada pasión latina; pero en aquel sitio febril y contradictorio, los cubanos guardaban su cultura como si setratara de las joyas de la corona británica”.

Una novela imprescindible para entender –sin importar de dónde seamos–, los extraños caminos del destino, para saber cuánto en nosotros hay de las alegrías, de la música, de los dolores y tristeza, en fin, del pasado de la tierra que nos vio nacer.

Sobre la Autora

Daína Chaviano nació en La Habana y es licenciada en lengua inglesa por la universidad de su ciudad natal.

Considerada la escritora más vendida de obras de ciencia ficción y fantasía en Cuba, se encuentra además entre las tres escritoras más importantes de la literatura fantástica y de ciencia ficción en lengua española, junto con Angélica Gorodischer (Argentina) y Elia Barceló (España) con quienes integra la llamada «trinidad femenina de la ciencia ficción en Hispanoamérica».

Entre sus títulos —traducidos a varios idiomas— se cuentan Los mundos que amo, Fábulas de unaabuela extraterrestre, País de  dragones, El abrevadero de los dinosaurios. Daína ha recibido numerososgalardones que reconocen su labor en el campo de La narrativa: el premio AnnaSeghers 1990, el Azorín de Novela 1998 y el premio Internacional de Fantasía Goliardos 2003. Ese mismo año fue Invitada de Honor en el XXV Congreso Internacionaldel Arte Fantástico, que se celebra cada año en Estados Unidos, país en el quereside desde 1991.

Como dato curioso…

Las directas y nada edulcoradas críticas hacia el Gobierno cubano posrevolución, pone en evidencia a todas luces la posición política de su autora durante toda la novela, aseveraciones muchas veces llenas de firmeza y criterio la convierten en una obra más que vetada no solo para su publicación sino para su comercialización en tierra cubana.

5/5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: