Damas de Social

Damas de Social Portada
Portada de Damas de  Social (Ediciones Boloña). Image de cabecera: Pintura e ilustración años 20 y 30, art deco. by Cucho Alvarado.

Damas de Social es una suerte de curaduría la cual las escritoras Nancy Alonso y Mirta Yáñez hicieron realidad bajo la impecable factura artística de Ediciones Boloña. Enmarcado dentro de la “no ficción”, este texto atrapa y no podremos desprendernos hasta el final.

En orden cronológico según sus fechas de nacimiento conoceremos a las Damas, sobrenombre apostado por las autoras a sus protagonistas: 28 valerosas mujeres que brillaron con luz propia en la revista cubana Social (1916-1933, 1935-1938) dirigida por Conrado W. Massaguer y Emilio Roig de Leuchsenring. Con su prosa creativa y profunda intelectuales cubanas de nuestra contemporaneidad, nos revelaron a través de sus colaboraciones la obra de cada una.

Tal es el caso de Lola Rodríguez de Tío (1843-1924) la poetisa y periodista borinqueña, que tomó a Cuba como su segunda patria al escribir aquel simbólico y entrañable verso:

“Cuba y Puerto Rico son

De un pájaro las dos alas,

Reciben flores y balas

En un mismo corazón”

Otra sería la periodista (cubanonorteamericana) Blanche Zacharie de Baralt (1865-1950), conoció al Apóstol en Nueva York, de aquel encuentro escribiría El Martí que yo conocí (1945), se instaló en La Habana en 1898 graduándose como Doctora en Filosofía y Letras de la Universidad capitalina en 1902, convirtiéndose así en la primera mujer en conseguir tan relevante título en el alto centro de estudios.

Emocionante y revelador resulta el anecdótico texto dedicado a Natalia Aróstegui (1900-1983) por su sobrina la ensayista y etnóloga de mismo nombre, al adentrarnos en el mundo de Tantán o Taya como la llamaban todos en la familia. También descubrir el cuento Algo nuevo sobre Caperucita, de la narradora y docente Consuelo Montoro (1895-¿?) todo un retelling cubano a principio de siglo XX del famoso cuento infantil o incluso las posiciones de algunas en cuanto a pensamientos feministas encontrados.

Las colaboraciones se caracterizan por una epifánica autenticidad especialmente en la manera de abordarlos, unas veces como cartas, otras en forma de efemérides o simplemente escritos desde la propia vivencia personal.

No alcanzaría esta breve columna para nombrar a todas y cada una de las 58 féminas, contando también a sus autoras y colaboradoras. Damas de Social es más que salvar la memoria del agravio que provoca el olvido, es evocar a mujeres de otro tiempo que ineludiblemente con sus disímiles acciones y tribunas se volvieron eternas.

Publicado en: http://www.tribuna.cu/lectura/2018-07-18/damas-social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s